Blogia
Mi Cuba en Metrobús

Mala leche mediática a propósito del Pavonato... (I)

   Como en los arrestos hollywoodenses, en el periodismo amarillista todo lo que digas puede ser usado en tu contra. Cuba es víctima recurrente de esa mala leche mediática, que acecha cualquier fisura para inocular su cizaña contra la Revolución y quienes defienden su derecho a existir soberanamente.

   El último capítulo de este infame sainete propagandístico se ceba en el justo rechazo de los intelectuales cubanos al conato de exhumación de un pasado que, más que gris, resultó negro para la cultura nacional y la propia Revolución.

   La reaparición pública de los antiguos dirigentes Luis Pavón Tamayo y Jorge "Papito" Serquera indignó a quienes padecieron en carne propia o escucharon luego sobre los (t)errores del período conocido como "quinquenio gris", sin dudas la Edad Media del proceso revolucionario.

   Serquera reapareció nada menos que en la Meca de la frivolidad televisiva en Cuba, el show de Alfredito Rodríguez, cuyo patético mesianismo es, lamentablemente, alabado y seguido por legiones de espectadores que de seguro ignoran las barbaridades del "buen Papito" como presidente del Instituto Cubano de Radio y Televisión, hará unos 30 años.

   Por suerte son menos quienes prestan atención al programa Impronta, que dedicó una insólita apología al diz que poeta, otrora director del Consejo Nacional de Cultura, que burocratizó la creación artística durante la etapa recordada como el Pavonato.

   Como toda obra fundacional, la Revolución cometió errores en su fase de arraigo, cuando su prioridad consistía en afianzarse y cerrar cualquier rajadura que amenazara su proyecto social. Pero de buenas intenciones está empedrado el camino al infierno, y en nombre del socialismo se cometieron no pocas injusticias por entonces.

   Tampoco podía pedírsele ilustración a aquellos "barbudos" que bajaron de la Sierra Maestra con los mismos prejuicios con que subieron: para ellos, los artistas no eran más que plumíferos veleidosos, pusilánimes amanerados que nada tenían que hacer en una Revolución tan macha como esta. Si hasta suena a corrido mexicano...

   Tal visión mandaba al carajo a Martí, Mella, Villena, Pablo, Roa, Carpentier y todos los intelectuales cubanos que desempeñaron un role medular en los momentos cruciales de las luchas por nuestra independencia y nacionalidad.

   Además, ello contradecía la posición al respecto de Fidel Castro, cuando formuló en sus célebres palabras a los intelectuales una frase esclarecedora, aunque muchas veces malinterpretada: "dentro de la Revolución todo, contra la Revolución nada".

   Lo cierto es que sobrevino un período de represión que le costó al país varios de sus más brillantes talentos. Algunos murieron amargados en el olvido, y otros huyeron de tanto extremismo oportunista. Sin embargo, la mayoría permaneció en Cuba, cuya cultura sufría mientras una epidemia de "kitch" y "realismo socialista".

   Precisamente esos fieles, reivindicados por la Historia y una Revolución más culta y madura, reaccionaron airados a la insólita resurrección de Pavón y Serguera. Al parecer temen que tales espectros sean preludio de un retorno al Medioevo, y se han movilizado para atajar tan inadmisible retroceso.

   "Es mejor pasar por paranoico que por bobo, y adelantarse al palo. Ojalá que todo solo sea una casualidad", estima el prestigioso arquitecto Mario Coyula en uno de los muchos mensajes que suscriben figuras destacadas de la intelectualidad cubana, entre ellas varios Premios Nacionales de Literatura, Edición y Música. 

  Como era de esperar, la prensa contraria a la Revolución esgrimió este descontento como punta de lanza para atacar al gobierno cubano, pero la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) emitió una declaración oficial que dejó bien claro de qué lado están los intelectuales cubanos.

   A continuación reproduzco la declaración oficial de la UNEAC, y después proseguiré con la saga de la Mala leche mediática...

 

Declaración del Secretariado de la UNEAC     

El Secretariado de la UNEAC comparte la justa indignación de un grupo de nuestros más importantes escritores y artistas como consecuencia de recientes emisiones de tres programas de la Televisión Cubana: Diálogo abierto, La diferencia y en particular Impronta. A partir de las mismas, se generó un intenso intercambio de opiniones.

Desde fuera de Cuba, algunos intervinieron con honestidad en la polémica; otros, trabajando obviamente al servicio del enemigo, han querido manipularla y sacar provecho de la situación creada. Quedarán definitivamente frustrados, una vez más, aquellos que pretenden ver en el debate entre revolucionarios posiciones ambiguas, fisuras u oportunidades para su agenda anexionista.

El pasado 9 de enero se convocó una reunión del Secretariado de la UNEAC con los creadores que habían participado inicialmente en ese intercambio para evaluar los hechos y consensuar una respuesta. La preocupación fundamental de los compañeros allí reunidos, consistía en que los mencionados programas pudieran responder a una intencionalidad y expresar una tendencia ajena a la política cultural que ha garantizado y garantiza nuestra unidad. Fue de la mayor importancia contar desde el primer momento con el más absoluto respaldo de la dirección del Partido.

El 12 de enero la Presidencia del ICRT nos ofreció una explicación detallada sobre los resultados iniciales de un análisis acerca de estos programas. Se puso de manifiesto que no respondían a una política del organismo y que en su gestación y realización se habían cometido graves errores. En la discusión, se hizo evidente la necesidad de trabajar de conjunto, el ICRT, la UNEAC y las instituciones culturales, en la promoción a través de los medios de obras y creadores que expresen las auténticas jerarquías intelectuales y artísticas de la cultura cubana.

No nos dividirán ni las torpezas ni los que quieren aprovecharse de ellas para dañar a la Revolución. La política cultural martiana, antidogmática, creadora y participativa, de Fidel y Raúl, fundada con "Palabras a los intelectuales ", es irreversible.

Secretariado de la UNEAC      

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Reno -

Bueno damas y caballeros, el martes 30 en Casa de las Américas, creo que a las 4 de la tarde habrá una conferencia de Ambrosio Fornet sobre el quinquenio gris, negro o como quiera que le llaméis. Debe ser por invitación pues la sala solo tiene 400 capacidades.

Reno -

Saludos a todos.
Pienso con relación al pavongate que las nuevas generaciones merecen información (esto fue un desayuno para muchos de los que nacimos después del 70) y un debate sobre esa etapa de la cultura cubana.Y por la salud de la Revolución y de Cuba misma.
Me parece una herida mal cerrada y vuelta a hurgar sabrá Dios con cual intención.
Que si, que el debate no hace mal a nadie, lo hecho, hecho está. Lo que no puede pasar es que se repitan errores que es lo que sucede cuando no se conoce el pasado( ¿o cuando se olvida, eh?).
Peor es el comentario subterráneo( vamos, que la Internet aun no es tan pública en Cuba) y ese mal sabor que ha dejado el parche o sutura que a manera de nota se ha publicado.

Leo Vera -

el e-mail... conocido

Charly el autor -

A Leo Vera, gracias por el comentario, busco criterios... pero no me dejas un mail para dialogar, y no creos que seas el cantante que tanto admiro. Saludos, Charly

Leo Vera -

la declaración de la UNEAC es una verdadera falta de respeto a la inteligencia del pueblo cubano, cuya inmensa mayoría ahora debe de estar preguntándose qué carajos pasó, porque muy pocos (fuera de los círculos intelectuales) tienen idea que lo ocurrido en el período gris. lo que debería seguir ahora es una serie de artículos en Granma, JR o cualquier otro medio masivo nacional, sobre la historia de eso que llamas "Edad Media" de la Revolución. nuestro pueblo, que sobre otros temas como la guerra en Irak es bombardeado diariamente, no merece menos que esa explicación.

Leo Vera -

chama, te paso lo que dicen un par de intelectuales nuestras sobre la susodicha (gris) declaración de la UNEAC:

querida Zenaida, me da un gran malestar y sabor agrio, que la nota enviada por esta vía y publicada hoy en la prensa por el secretariado de la UNEAC esté tan lejos de reflejar el espíritu y la tensión que todos hemos tenido por estos días, durante este debate abierto e inusual que podría beneficiar y resolver tantas oscuridades y dilemas no resueltos, si saliéramos de nuestros resentimientos personales, cocbardía y oportunismos hacia un terreno donde las cosas que nos afectan a todos, de una manera u otra, y que podrían afectar también a nuestros hijos en una cadena interminable y mortal, pudieran discutirse ampliamente y sin que, el lenguaje fuera sustraído por unos en detrimento de los otros. Esa nota de hoy es un tapón y tiene, a mi juicio, el mismo sabor que cualquiera escrita hace muchos años, de cualquier época que no quisiéramos volver a vivir. Un saludo,

Reina María Rodríguez

Sent: Wednesday, January 17, 2007 2:49 PM

Subject: respuesta


Queridos amigos. He quedado mal impresionada ante el escrito sin nombre del "secretariado". Está tan torpe y mediocremente escrito ante otros tantos buenos que hemos estado leyendo que me pareció inadmisible que no tuviera ni siquiera una firma pues todos nos hemos pronunciado con nombres y apellidos.

Es por eso que ayer he solicitado que ese enunciado carta dictamen decreto, o como se le pueda llamar a eso que recibí, sea acompañada por la firma del que lo redactó. Para mí es una cuestión de principios. Esta ha sido una tribuna abierta y creo que la respuesta debe reflexiva, inteligente y que contenga una declaración que muestre la personalidad de una institución que representa a lo mejor del pensamiento de la sociedad cubana contemporánea.

Zenaida Romeu
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres